• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

EXPANSIÓN analiza los retos del sector cultural

Durante un encuentro desarrollado por el diario económico, los expertos coincidieron en que el desarrollo de nuevos formatos, junto con la integración de la tecnología, son puntos clave.

El mundo de la cultura da trabajo a más de 700.000 personas en España, según los últimos datos compartidos por el Ministerio de Cultura y Deporte, y actúa como un polo de atracción de turismo, con claros beneficios sobre su entorno. Este año actividades como visitar museos y acudir a conciertos, exposiciones y teatros han sufrido un durísimo golpe a raíz de la pandemia, debido primero al parón obligado de la actividad y después a las limitaciones en los aforos y los desplazamientos y las medidas de distanciamiento social.

En este escenario de alta incertidumbre –también desde el punto de vista regulatorio–, la cultura afronta desafíos fundamentales para mitigar el impacto de la crisis del Covid-19. El desarrollo de nuevos formatos y experiencias, la integración de las nuevas tecnologías y la reinvención de la actividad completan la hoja de ruta para avanzar hacia el futuro del sector, como se remarcó durante el encuentro digital Cultura para la recuperación post Covid: museos y eventos, que organizó EXPANSIÓN con el patrocinio de Acciona.

Cómo reinventarse
Aunque el Covid-19 quedará atrás, la experiencia de esta pandemia ha impuesto una serie de cambios en los hábitos de consumo que han llegado para quedarse. “El mundo no va a ser igual que antes, así que debemos reinventarnos y entender que la cultura también va a cambiar: lo digital convivirá con lo presencial”, apuntó José María López-Galiacho, director de Acciona Ingeniería Cultural (anteriormente denominada como Acciona Producciones y Diseño).

En este sentido, López- Galiacho subrayó que el gran desafío para el sector es brindar una experiencia única a los espectadores. “El reto es generar interés e inquietud, y sólo podremos conseguirlo combinando el aspecto cultural –ya sea una visita a un museo o la asistencia a un evento– con la tecnología para que el resultado sea una experiencia inolvidable”, explicó el director de Acciona Ingeniería Cultural.

Los museos, que se vieron obligados a cerrar en marzo, aún padecen los efectos del Covid-19. “Ya no cabe duda del papel dinamizador de los museos en los entornos urbanos; ahora debemos mejorar la relación con el público a través de los canales digitales”, aseguró Marina Chinchilla, directora adjunta del Museo del Prado. Las cifras de asistencia reflejan el impacto sobre uno de los museos más importantes del mundo: Chinchilla señaló que la afluencia de público al Prado ha caído este año un 72% respecto a 2019, y el museo maneja la previsión de que sus ingresos propios desciendan un 65%.

“En España tenemos una industria cultural muy rica pero extremadamente atomizada, y eso provoca que los saltos de la transformación digital sean muy complicados de desarrollar de forma individual”, apuntó Jordi Herreruela, CEO del Festival de Cruïlla, que reclamó colaboración. Este festival de música, que solía acoger a más de 90.000 personas durante tres días en Barcelona, ha extendido este año su programación a nueve espacios de la ciudad con aforos entre 400 y 800 personas. Así ha conseguido organizar más de 200 conciertos y actividades, vendiendo 40.000 entradas. Como indicó Herreruela, “nos reinventamos para convertir lo que era un gran evento de fin de semana en un gran evento de un mes”.

Los expertos advirtieron que los retos se extienden al ámbito de la regulación. “Hace falta dar el paso de entender la cultura como un servicio público, y que se regule de manera sensata en nuestro entramado jurídico”, manifestó Carlos Morán, vocal del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), que también reclamó un avance coordinado en materia de digitalización. Morán recalcó que las artes escénicas y la música han sufrido especialmente la pandemia por su dependencia del público.

Por último, José Andrés Torres, presidente de Acción Cultural Española, destacó que el sector cultural ya arrastraba problemas antes de la pandemia a causa de los cambios provocados por la tecnología y la irrupción de las plataformas digitales vinculadas al entretenimiento y la cultura, una batalla en la que hay ganadores y perdedores: “Esto ha generado una situación de debilidad en el sector cultural, que ha hecho un gran esfuerzo, pero el nuevo modelo aún no está maduro”, concluyó Torres.