• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La tecnología moldea los sectores más atractivos

La industria ‘fintech’, la aplicada a la salud y el 5G destacan entre las actividades que revolucionarán la nueva década, como se ha destacado en un encuentro organizado por EXPANSIÓN.

​Hace años que el sector tecnológico se convirtió en una de las principales tendencias de inversión. Poco a poco, el foco se ha ido desplazando desde la propia tecnología hacia aquellas actividades que están experimentando una transformación gracias a ésta. La industria fintech, la innovación aplicada a la salud, la tecnología verde y los avances protagonizados por el despliegue global del 5G destacan entre los negocios cuyos beneficios podrían triplicarse en la próxima década, puesto que cuentan con un potencial que trasciende el contexto político y económico.

Al mismo tiempo, estos cambios coinciden con una transformación en la mentalidad de los consumidores, las empresas y los inversores, que cada vez dan más valor a los criterios de sostenibilidad social y ambiental. La pandemia ha contribuido a acelerar la importancia del buen gobierno corporativo en la toma de decisiones y del impacto social como una variable al mismo nivel que la rentabilidad y el riesgo, como se señaló en la jornada ¿Sabe ya cómo invertir para la próxima década?, que organizó UBS en colaboración con EXPANSIÓN.

Tendencias
En cuanto a las oportunidades que se abren a partir de la transición digital y ecológica, “la mejor inversión en esta década va a estar en aquellas compañías que utilizan la tecnología de forma disruptiva para crecer o para entrar en nuevos sectores”, afirmó Roberto Scholtes, director de Estrategia de UBS en España. Así, destacó las finanzas digitales, el sector healthtech, las tecnologías verdes y ambientales y el despliegue del 5G como las actividades que más se dispararán a lo largo de los próximos años.

En primer lugar, Scholtes se refirió a las tecnologías verdes que serán claves para la transición sostenible. “Los principales avances se producirán en el campo de las energías renovables, las baterías por su papel de descentralizar la generación de energía, el hidrógeno como portador de energía limpia y la digitalización como amplificador esencial de energía y transporte”, señaló el director de estrategia de UBS en España. Asimismo, recalcó que esta transición causará un gran impacto en diversas industrias, sobre todo “en los cuatro sectores que producen el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero en Europa: la generación de electricidad, el transporte, la industria y los edificios”.

5G
Por otra parte, “el 5G va a ser una revolución de presente y futuro hacia la hiperconectividad”, aseguró Laura Otero, directora de Estrategia de Telefónica España, que explicó cómo la quinta generación de telefonía móvil cambiará el paradigma de las comunicaciones. Su capacidad y velocidad harán realidad nuevas aplicaciones relacionadas con el entretenimiento, la telemedicina, la movilidad inteligente, la educación, realidad virtual, inteligencia artificial y el Internet de las Cosas, entre otros aspectos.

Esta revolución viene marcada por “el acceso a la red por parte de dispositivos que ya utilizamos en el ámbito personal y profesional pero sin estar conectados, y por tiempos de respuesta inmediatos”, señaló Otero. Esta evolución da lugar a prestaciones disruptivas y nuevos servicios como el edge computing –procesamiento de datos cerca del lugar donde se generan– y el network slicing –la posibilidad de acoger distintas redes virtuales dentro de una única red física–, que permiten imaginar casos de uso que generan valor para diferentes sectores.

En este sentido, “trabajamos por primera vez en casos de uso sobre las propias infraestructuras de nuestros clientes”, explicó la directora de Estrategia de Telefónica, que indicó que muchos de los pilotos se desarrollan sobre las propias fábricas, puertos u hospitales de sus clientes. En síntesis, Laura Otero resaltó que “la industria 4.0, la logística, el turismo, el mundo del entretenimiento y la salud en remoto son los sectores donde creemos que el 5G será más relevante”.

Salud digital
El campo de la salud es uno de los que ha experimentado más avances en el año del Covid-19. Herramientas como la telemedicina, el diagnóstico en remoto, la biotecnología y las terapias genéticas ofrecen nuevas soluciones para afrontar problemas como la pandemia y desafíos como el envejecimiento de la población. “El hito que ha condicionado la transformación digital del sector y del sistema sanitario es la confluencia de dos revoluciones: la secuenciación del genoma humano, que se produjo en 2003, y la revolución de los datos”, apuntó Federico Plaza, director de Asuntos Corporativos de Roche Farma.

Los avances en el plano de la secuenciación del genoma humano han hecho posible “traducir la información para conocer las bases moleculares de las enfermedades”, como aseveró Plaza. Del mismo modo, el ingente volumen de información disponible ha dado lugar a grandes bases de datos que permiten comparar la situación de millones de pacientes, con el objetivo de descifrar los motivos de sus afecciones para adaptar el tratamiento a sus particularidades.

El desarrollo de las vacunas contra el coronavirus en menos de un año demuestra que la evolución de la tecnología también incide en los medicamentos. “La información es clave para el desarrollo de fármacos y para la investigación”, dijo el director de Asuntos Corporativos de Roche Farma, que destacó el compromiso de la farmacéutica de seguir elevando su inversión en I+D. Tras destinar 12.000 millones de euros en el último año, Plaza expresó que el objetivo es duplicar la inversión en esta década.