• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Hacia el puesto del trabajo del futuro

En el encuentro 'Tecnología y conectividad: Hacia puestos de trabajo más inteligentes y seguros', organizado por EXPANSIÓN, los expertos analizaron los cambios en los modelos de trabajo.

​El Covid-19 ha supuesto un punto de inflexión para la vida de todas las personas, y su relación con el trabajo no ha quedado al margen de esta revolución. El escenario provocado por la pandemia ha acelerado la digitalización y la implantación de una serie de cambios en el ámbito laboral: la forma de trabajar ha cambiado para siempre gracias a la tecnología.
Las compañías deben proporcionar al empleado una experiencia digital única, además de dotarle de las herramientas y recursos necesarios para mejorar en términos de productividad, conciliación, colaboración y compromiso. Estas soluciones tienen un impacto directo sobre la continuidad del negocio y los resultados, también en el caso de las entidades financieras y aseguradoras, como se indicó en el encuentro Tecnología y conectividad: Hacia puestos de trabajo más inteligentes y seguros, que organizó EXPANSIÓN con el patrocinio de Inetum y Microsoft.
Adaptación
Ante la escalada de la pandemia hace un año y medio, las empresas tuvieron que reaccionar con la máxima agilidad. "Empezamos hace años a trabajar con distintas herramientas, pero hasta la llegada del Covid-19 no habíamos conseguido que se adoptasen de forma mayoritaria", explicó Víctor Royo, jefe de estrategia digital e innovación de Ibercaja. Royo añadió que "en esta época se ha implantado una tecnología muy potente que permitirá transformar procesos".
No obstante, estos esfuerzos no dejan de ser una adaptación a un escenario de emergencia. "Este trabajo en remoto durante el último año y medio ha sido un modelo de supervivencia", apuntó Jesús Prieto, director corporativo de infraestructura y operaciones TI de Santalucía. Ahora, el reto es evolucionar hacia una alternativa más madura: "Trabajamos en un plan que concilie personas y tecnología, buscando nuevos modelos que combinen las ventajas del teletrabajo y la actividad presencial".
En la misma línea, "nos preocupa sobre todo cómo vamos a ser capaces de generar espacios de colaboración y cocreación para que estas herramientas sean mucho más productivas en la organización", dijo María Puras, directora del departamento de puesto de trabajo de CaixaBank. Se trata de "un proceso de aprendizaje, en especial en grandes compañías como la nuestra donde es complicado mover todo de manera no presencial", matizó Puras.
"Los principales desafíos en este momento tienen que ver con el cuidado de la experiencia de empleado, la productividad y la definición de nuevos modelos", aseveró Ion Ander Bordonaba, director de banca y seguros de Inetum. Asimismo, subrayó que "la inversión es clave para abrir nuevas vías de interacción, con plataformas seguras y sencillas de utilizar".
Desde la perspectiva de las organizaciones, "intentamos que las herramientas sean muy intuitivas y ofrezcan la mejor experiencia de empleado, para facilitar el trabajo lo máximo posible ya sea en una u otra localización", comentó Teresa Capella, CIO de Banca March. Esta visión impregna a toda la compañía, como recalcó Capella: "Ha habido un cambio de chip, cualquier solución que se plantea ahora debe funcionar en el teletrabajo".
Además, "esta transformación implica un cambio de modelo operativo hacia un entorno más ágil: las unidades de informática debemos ser más socios de las áreas de negocio", señaló Xavier Serna, COO de Generali. Serna hizo hincapié en la necesaria evolución del modelo de teletrabajo: "Nos equivocaríamos si hiciésemos el mismo tipo de trabajo en remoto que el que hacemos en la oficina".
En cualquier caso, "es importante destacar el comportamiento ejemplar de los empleados, que han podido desarrollarse digitalmente utilizando herramientas que antes no conocían", complementó Víctor Asensi, director de infraestructuras y operaciones TI de BBVA. En cuanto a la experiencia global, Asensi aseguró que "esto nos ha permitido aprender mucho a las compañías, que utilizaremos la hibridación en distintos ámbitos".
Retos
Si bien existe consenso en que la productividad no se ha resentido pese al teletrabajo, sino que incluso ha aumentado, "sí se ve afectada la capacidad de innovar y mantener la frescura en nuestro trabajo diario: la mayor parte de las organizaciones ha dado un paso atrás en términos de innovación", advirtió Julio Sánchez-Rico, financial services sales director de Microsoft. Sánchez-Rico resaltó que "las decisiones en este campo tendrán un impacto en el talento que las empresas serán capaces atraer".
Acerca de los escenarios en el terreno de la productividad y la movilidad, Sergio Torres, director de workplace innovation y change management de Inetum, alertó sobre que "en algunas organizaciones, hemos percibido una menor sensación de pertenencia de los empleados, que se han sentido más solos y con falta de apoyo para resolver problemas".​